TÚ CUERPO

Estoy en tu cama respirando el olor que de nuestros orgasmos a surgido, mi corazón bombea al ritmo de tus besos por mi ombligo.

Me abrazas con todo tu cuerpo y me das un cálido beso en la frente, quiero vivir en ese momento eternamente.

Te levantas y sientas tu cuerpo desnudo en una esquina de la cama, observo con disimulo tu pecho empapado en nuestro sudor y solo quiero tirarme de cabeza a el.

Estiro mis músculos temblorosos de placer mientras una risa vergonzosa se asoma por mis labios. Me observas desde la esquina de tu cama sonriéndome con los ojos y abrazándome con el alma.

No podría imaginarme otro cuerpo que no fuese el tuyo. No quiero otro cuerpo que no sea el tuyo