QUERERTE

Te quiero como quieren los girasoles, que esperan que el sol despierte para bañarse de su luz.

Te levantas de la cama y tu desnudez es capaz de cegar al sol que ahora tiene celos de tu brillo.

Verte despertar es como resucitar, como ver la luz después del túnel. Paras todos los relojes, y aún así me parece que el tiempo nos tiene rabia y no nos quiere juntos que las horas me parecen segundos.

Es infinito el tiempo que quiero pasar a tu lado, todas mis vidas si es posible.